Protección del diseño

En el marco de una economía que cada vez más se basa en el conocimiento, la protección de las creaciones es un factor clave en las decisiones que se toman cotidianamente en las empresas. Si una buena invención o creación no dispone de protección, la harán suya los competidores más fuertes que estén en condiciones de comercializar el producto o servicio a un precio más bajo sin tener que compensar financieramente al verdadero inventor o creador. El pleno aprovechamiento del sistema de la propiedad intelectual permite a las empresas beneficiarse de su capacidad innovadora y su creatividad, que a su vez fomenta la innovación.

¿Sabías que...?

  • Los españoles gastan anualmente más de 285 millones de euros en productos falsificados. El gasto medio por la compra se sitúa en 20,66 euros, con una frecuencia de almenos dos veces al año.
    Fuente: Oficina Española de Patentes y Marca

¿Sabías que...?

  • Para que una pyme pueda proteger su innovación se necesitan mecanismos de obtención de derechos de propiedad industrial e intelectual que sean de calidad, rápidos, económicos y predecibles, y, sobre todo, tienen que ser defendibles frente a terceros.
    Fuente: Eusebi Nomen, Director de la cátedra de análisis de activos intangibles de ESADE

¿Sabías que...?

  • Para evitar la copia, lo mejor es ponerle trabas. Es fundamental firmar las piezas, identificarlas de manera explícita, porque el simple hecho de mostrar que el diseño tienen autor puede ahuyentar al copiador.
    Fuente: Catálogo de la exposición Cocos, Copias y Coincidencias

Además de los mecanismos previstos para la protección, la Cámara de Comercio de Barcelona y BCD, Barcelona Centro de Diseño han impulsado Re-crea, un registro de creaciones cuya finalidad es ofrecer una garantía de origen al autor de una idea o creación de manera fácil, rápida, económica y confidencial. Para más información sobre este proyecto: www.re-crea.es